Simposio Internacional

9-11 de mayo de 2019 – Patio de la Infanta (Zaragoza)

El concepto de lujo ha variado a lo largo de la historia, a partir de aspectos culturales y aspiraciones personales. El lujo hoy se relaciona con tener tiempo libre, la adquisición de objetos exclusivos o la vivencia de experiencias inolvidables. Pero en el pasado, las manifestaciones del lujo estaban centradas en la magnificencia y prestancia de las artes suntuarias, en forma de miniaturas, muebles, tejidos ricos, vajillas de plata y oro u objetos exóticos, poniendo especial énfasis en los tapices, armaduras y joyas, pero cómo no, también prestando atención a la fiesta, a las artes efímeras, a la música y al jardín, haciendo alarde de todo lo vinculado al adorno, el aderezo o la belleza.


*Imagenes de cabecera y cartel: Profeta David, detalle del retablo mayor de la Catedral de Huesca, Damián Forment, s. XVI. (Foto: Fernando Alvira Lizano) y Retrato de una dama de la corte, Lavinia Fontana, ca. 1590 (Colección Privada).